martes, junio 27

Don Roberto va por el PAN


Una de aquellas noches tampiqueñas, humo y licor de por medio, el colombiano Juan Manuel Roca puso fin a nuestra velada diciendo: "A veces nos acostamos creyendo que somos Shakespeare y amanecemos sabiéndonos Chespirito".
Debo admitir que, a pesar que entendía la verdad de su sentencia, me resultaba un tanto incómoda por la condición mediocre a la que esa comparación reducía al creador de El Chavo del 8, el programa cómico preferido por muchos mexicanos de mi generación.
Quizá por pertenecer a esa camada de niños barrigones y piojosos que, al igual que el entrañable personaje, compartían el patio de una ruinosa vecindad de la colonia Hidalgo a mediados de los setentas; con excepción de El Chanfle, El Charrito y un tal Chambón que bailaba tap, siempre me cayeron bien los personajes de Chespirito, desde El Chapulín Colorado hasta El Chómpiras, pasando por El Dr. Chapatín y Chaparrón Bonaparte. No así su autor, quien me pareció entonces, y ahora mismo, un hombre demasiado afecto al homenaje y a la falsa modestia. "Se cae para que lo levanten", dijo más de tres veces Florinda Meza, su esposa, en el célebre programa nocturno de Verónica Castro.
No es ése, sin embargo, el motivo de este texto, sino la difusión, durante estos últimos días, de un promocional donde nuestro comediante mejor nos invita a votar por el PAN. Un recurso muy poderoso, creen algunos, considerando la enorme influencia que los personajes más logrados de Roberto Gómez Bolaños aún suelen tener en grandes sectores de la población. Un recurso determinante, podrían pensar los que recuerdan a Chespirito apoyando la campaña de Vicente Fox, quien finalmente ganó la presidencia en el 2000; un recurso más, diría yo, ahora que todos se han lanzado en contra de AMLO.
Sin embargo, no estaría de más observar que la nueva fanaticada de El Chavo y El Chapulín manifiesta una clara (y entendible) dificultad para relacionar a Don Roberto con aquellos personajes, de modo que cabría preguntarse qué tanto pueda influir el llamado de un Chespirito anciano en los admiradores de aquél otro Chespirito. No olvidemos además que, quienes sí relacionan a Don Roberto con aquél Chespirito de 70's y 80's; aquella población que creció con El Chavo, que vivió la misma miseria, que sufrió igual discriminación, que también sorbió las lágrimas del hambre y los mocos del frío ante la mirada burlona de ricos auténticos y fingidos, es la misma gente que ahora revive aquellos reclamos desde las trincheras del candidato perredista.
De la legitimidad de la convocatoria no diré nada; cada cual tiene sus motivos para elegir al que juzgue mejor y para promover el voto a favor de su candidato, pero prefiero quedarme con la imagen de aquel Chespirito anterior a los noventas, cuando aún no sabía de las feroces disputas que nuestro héroe sostuvo con sus amigos por dinero (mucho, por cierto, así que bien podemos justificarlo), cuando la prensa amarillista aún no especulaba sobre una supuesta manipulación conyugal, cuando nuestro amado Chavo todavía vivía en el patio de los pobres.
No, no se le chispoteó a Don Roberto, aunque algunos quisiéramos pensarlo así; tampoco se trata de una chiripiolca. Su aparición en el promocional (acaso pagado por él mismo, en todo caso está en su derecho) es, simplemente, el rayo descuajaringador que el PAN o Felipe Calderón (o "ambos cuatro") guardaban bajo la manga para acabar con el candidato perredista. Ese intento quedará, sin embargo, como un chistorete más de esa campaña que ha superado a Don Roberto en gracejadas y absurdos.
"No hagas caso, la gente sigue diciendo que tú y yo estamos locos".

jueves, junio 22

Los chamucos andan sueltos

Me llevé dos agradables sorpresas esta tarde; dos sorpresas que son una sola o más bien una doble sorpresa. Lo primero fue el paso por este infame recadero de mi amigo tijuanense, Julio Álvarez "Chamuco", lo otro fue la llegada a las revisterías victorenses (no a todas, por supuesto) de mi libelo favorito: "El Chamuco", en un número especial (y único, aseguran sus autores varios años después de su sospechosa desaparición, aunque yo espero que siga editándose con regularidad). Un volumen dedicado a las elecciones del 2006 que responde, según afriman "los hijos del averno", a la campaña sucia del PAN contra López Obrador, y vaya que lo hacen con elocuencia. Verá usted aquí, como antaño, el trabajo de El Fisgón, Helguera, Hernández, Patricio, los insuperables Jis y Trino y el maestro Rius. Les dejo su propuesta de pegotes para lo que resta de la campaña.

martes, junio 13

Carlos Fuentes habló.

He aquí la nota que tomé de "Ombloguismo", el blog de Guillermo Vega Zaragoza, quien a su vez lo tomó de http://www.inep.org/content/view/3898/59/. Se titula...

CARTA DE CARLOS FUENTES AL PRI Y AL PAN


Photobucket - Video and Image Hosting


Gracias al PAN por todos los engaños y robos; por cada gota de sangre que tuvieron que derramar miles de personas buscando democracia desde la revolución, por las generaciones perdidas, por los sueños que no hemos realizado, por los horrores y por las decisiones que sin preguntarnos lanzaron en nuestro nombre, nos acordaremos siempre de Durazo, del 68, de Mario Villanueva, de Fidel Velázquez y de toda la camarilla de malos gobernantes, corruptos y mafiosos.

Gracias también al PAN porque durante más de 50 años ha sido el ala derecha del PRI, porque durante su larga existencia no se opuso a las decisiones del partido de Estado e incluso las secundó, como cuando ambos partidos hicieron candidato a José López Portillo. Gracias PAN por callar cobardemente tantos y tantos atropellos del PRI, jugando durante décadas a que existía la democracia y permitiendo que el PRI se mantuviera en el poder.

Gracias al PRI y al PAN por pretender que vivamos con miedo, por querer asustarnos ante la llegada de un "dictador populista, demagogo y autoritario", gracias por desconfiar de las instituciones, del Congreso, de la sociedad civil y de la inteligencia misma, al pretender comparar nuestra historia, nuestro sistema y trayectoria con la de Venezuela o Cuba, evitando referencias al socialismo demócrata que hizo crecer a Francia con Miterrand o a España con Felipe González y ahora con Zapatero.

Gracias Vicente Fox Quesada, porque desde el inicio de tu gobierno, cuando te pusiste a favor de un particular en la fraudulenta venta de Banamex nos demostraste que tu mandato sería gerencial y que no esperáramos nada más de ti. Gracias PAN por tu enorme desconfianza en tu pueblo, por personajes siniestros como Fernández de Ceballos, imagen de la intolerancia o el narco gobernador Sergio Estrada Cajigal, al que el panismo sigue defendiendo. Gracias por intentar atemorizarnos con la idea de que tomar en cuenta a la gente es malo y se llama populismo, ¿cómo debe de llamarse gobernar para unos cuantos, concentrar poder y riqueza o embargar al país en una onerosa e injusta deuda llamada Fobaproa? ¿Qué es lo contrario al populismo? En Alemania y en Estados Unidos el gobierno subsidia, apoya, lanza programas sociales, ¿también ellos son populistas? Gracias por faltarnos al respeto en cada spot que ataca al candidato de izquierda, pues sus enemigos lo engrandecen.

Gracias al PAN y al PRI por el desprecio que tienen por las minorías, por las mujeres, por los indígenas, por los pobres, por la comunidad homosexual y por el conocimiento. Gracias presidente Fox por decir que "no debemos tener caudillos como en el siglo XIX", sólo le recuerdo que esos "nefastos" caudillos llevaron los apellidos Hidalgo, Morelos o Juárez y finalmente gracias a los comunicadores que vilmente se han aprovechado del miedo, que lanzan minuto tras minuto sus libelos y panfletos contra la izquierda, pues demuestran su verdadero rostro, aunque a costa de hacer garras al periodismo.

PRI y PAN, nos acordaremos de las vidas que arruinaron, pero especialmente nos acordaremos este 2 de julio, cuando votemos por la única opción que los ciudadanos valientes podríamos elegir, porque por cada mexicano muerto en las luchas sociales, hay un mexicano responsable, y no dudaré en dar mi voto, junto con el de millones, por Andrés Manuel López Obrador.

7 de junio de 2006.

miércoles, junio 7

(d)Batidillo

INSTANTÁNEAS DEL (PRE/POS/ANTI/META)DEBATE

  1. El Consejero Presidente del IFE, en un mensaje grabado, una marioneta placera que acompañó sus frases vacías con movimientos afectados y remisos de los brazos.
  2. Calderón mostrando un libro tras otro cual vendedor de enciclopedias a domicilio.
  3. Madrazo aporreando los micrófonos y abalanzándose sobre el estrado como en una mesa de billar. “Es lo justo”, su nueva cancioncilla.
  4. Patri-Patricia Mercado, la candidota, candidata, tititubeando, tartamudeando, olvidando a ratos su discursu mensaje memorizado.
  5. López Obrador amagando con sacar “este expediente” que prometió entregar al final y que sin embargo no mostró.
  6. Campa dictando una clase de historia finisecular (o historia de “el internet”, mejor dicho).
  7. Calderón, a propósito de los libros, derrochando gracia y simpatía. Si no gana la presidencia, a Ortiz de Pinedo le será muy útil en sus programas sangrones. “Se vale la reproducción si se cita la fuente”, chin chín el que no se ría.
  8. El affaire de la familia Ahumada, un auténtico atentado contra la inteligencia (nacional). Que lástima que en esta ocasión no hubiera una cámara grabando.
  9. El promocional de Madrazo, inmediato al cierre del debate, con entrevistas ficticias. “Acabamos de ver el debate y estamos convencidos de que Madrazo...
  10. El spot de López Obrador, que manipula una entrevista de Aguilar ConCamín a Calderón donde "el chaparrito pelón de lentes" se muestra a favor de algo muy malo para los pobres.
  11. El spot de Calderón, que manipula la misma entrevista de Zona Abierta para mostrarse a favor de algo muy bueno para los pobres.
  12. López Dóriga, hablando del "posdebate" como si fuera el viagra, y sus invitados felicitando a los mexicanos por haber tenido "el privilegio" de tragarse tanta porquería de un solo buche.