Quickribbon PESINISMO: 2011

viernes, octubre 28

Vamos a preparar el Jalogüín

lunes, octubre 10

CUANDO VENGAS


The art of losing isn't hard to master
Elizabeth Bishop



Cuando vengas de enterrar a tu muerto
sacúdete con fuerza las palmas de las manos,
como si para enterrarlo hubieras empuñado la pala
y las manos se te hubieran cubierto de polvo.

Sacude bien tus zapatos en el tapete de la entrada.
Quítate el saco, naturalmente oscuro.
Abre en seguida las ventanas de la casa.
Que no te avergüence disgustarte por el olor del largo encierro
que impregna los muebles.

Mira bien en torno a ti,
procurando descubrir los signos.
Unos minutos bastan
si prestas la atención debida a los detalles.

Quizás jugaban ajedrez
y la partida ha quedado suspendida.
Sabes qué hacer: devuelve las piezas
a su formación original. Es tan sencillo.
El rey junto a su dama, a resguardo las torres, los caballos, los alfiles.
Por cada lado una hilera de peones infranqueables.

El libro que leía. Desdobla la página
donde interrumpió su lectura.
Desdobla la página, cierra el libro y guárdalo.
Sigue el estricto orden en que acostumbras colocar los volúmenes.
Un libro entre los libros, en armónico conjunto.
Una fractura menos en la ley del cosmos.

La habitación que ocupaba.
Vende mañana esa cama.
A la basura los frascos de extrañas medicinas.
La ropa, los efectos personales:
una bolsa grande, de plástico,
bien anudada, que todo lo contenga.

Sal a comprar el diario vespertino.
El hábito de leer el periódico por las tardes adquiérelo hoy.
Aprende a fumar. Cambia el orden de los muebles.
No puede ser peor el color de esas cortinas.

Conserva una sola llave
de la puerta de tu casa.



Renato Tinajero
Yorick

miércoles, septiembre 28

Cuando estemos allá los redimidos



El primer día de octubre, dentro del ciclo "Autores tamaulipecos en primera persona" del
XIII Festival Internacional Tamaulipas,
estaré en el Centro Interpretativo Ecológico de Gómez Farías, leyendo con
Renato Tinajero, Loida Fernández, Teresa Loera y Antonio Quintero.

Para estar a tono con el lugar, haré un llamado de conciencia
netamente ambientalista orientado a:

Depositar los cadáveres solo en sitios autorizados.
Evaluar la saturación de mantos acuíferos por metales pesados.
Deshacer las confusiones respecto a la separación de desechos.
Explicar que "el polvo que se levanta cuando limpiamos la casa" puede dañar severamente el equilibrio ambiental.


Sábado, 11:00 de la mañana. Entrada libre.





martes, septiembre 6

Inteligencia




...Estoy pensando en esa arrogante insensatez de los listos, una especie de miopía del ingenio, tan maravillosamente subdesarrollada entre aborígenes, maoríes y melanesios antes de que se convirtieran en aprendices del hombre blanco. Pienso en la insensatez de la codicia y del lucro. Hoy en día se emplean eufemismos tales como "globalización" y "acuerdos comerciales". Esto significa que la comida ya no se define como un alimento, sino como una mercancía...







Jostein Gaarder
Maya


lunes, agosto 15

Una dulce lágrima




"En casa poníamos en el tocadiscos La Bohème, con Jussi Björling y Victoria de los Ángeles. En el momento en que Musetta llega arrastrando a Mimí enferma en el cuarto acto, mi madre siempre lloriqueaba. Entonces solía irme a otra habitación, pero dejaba la puerta abierta, no porque quisiera oír llorar a mi madre, sino porque así podía escuchar la música. Y a veces también derramaba una que otra dulce lágrima".



Jostein Gaarder
El vendedor de cuentos

miércoles, junio 29

Poetas migrantes




miércoles, junio 8

Am



"La noche es débil por sí sola. '¿Cuántos años me quedarán de vida? -pensó Ortega-. ¿Y de dónde me viene esta amargura, este malestar que se entreteje en todo?"



Álvaro Pombo/Los delitos insignificantes

martes, junio 7

Darlo todo











Laptiev comprendió. Dentro de su alma se operó una metamorfosis brusca, decisiva, como si súbitamente la luz se apagara en ella. Y salió de la casa, sintiéndose avergonzado, humillado, despreciado. Se sentía un personaje desagradable y hasta repugnante. "Le daría todo si consintiera en ser mi mujer", se repetía mientras caminaba bajo el sol del mediodía. Y aún recordaba detalles:

"Se lo daría todo, todo".

Como un marchante. ¡Ah, claro! No se van a reír poco con tu todo... Lo que acababa de decir a Julia parecía estúpido hasta lo inverosímil. ¿Por qué había mentido diciendo que creció en un ambiente donde no había sino trabajadores? ¿Por qué aquella actitud de sabelotodo mientras hablaba de una vida pura y alegre? Decididamente carecía por completo de espíritu y era hipócrita, hipócrita y falso, al estilo de Moscú.

Antón Chéjov
Tres años
Traducción de R. Galiart


jueves, mayo 12

Página 38



"La comida fue emocionante y desastrosa. Su amigo apenas probó bocado porque los calmantes le inhibían el apetito. Juan Jesús insistió en pagar la cuenta, lo menos que podía hacer por alguien que trabajaba para los secuestradores. Se preguntó si habría una red que incorporara más víctimas al chantaje; tal vez sin saberlo el Tornillo facilitaba nuevas presas. Tan sólo por pensar en esto Juan Jesús calificaba como pésima persona, pero el otro insistía en su paz interior, no la calma chicha y bobalicona del que sólo se alimenta de lechuga e ignora las emociones, sino la entereza del que se jode y ahí está, tragándose la vida y los años".

Juan Villoro
Llamadas de Ámsterdam

martes, mayo 10

Página 52




"-Un día, alguien pronuncia nuestro nombre por última vez. Cae después el silencio, llega el olvido y es para siempre. Escúchame bien, Julio: no hay que desearle a nadie que nazca. Lo más terrible de todo es saber en qué consiste esta miserable vida y, a pesar de todo, y con la mayor alevosía, tener hijos. Se necesita mucho cinismo, valor y crueldad para una cosa de ese estilo. Aunque desgraciadamente son muchos quienes los tienen. Y es que somos así -hice una mueca espantosa-, así somos de monstruosos, así".


Enrique Vila-Matas
Una casa para siempre

domingo, mayo 1

Primero de mayo

"MARÍA. Si no está mal que desfilemos. Es un día que se debe celebrar. En todos lados lo hacen. Lo que pasa es que aquí todo está estancado. Que desfilamos para defender nuestros derechos. ¿Y cuáles? Parece que vamos para atrás. Cada vez estamos peor. Un desfile no arregla las cosas. Ya una viene por venir. Por evitarte problemas. Por salir un día. Por no estar encerrada. Por hacer bola con la demás gente. Creyendo que juntos podemos hacer muchas cosas. Por desahogarme un rato. Por gritar. Por escuchar los tambores que hacen eco en las calles... pero no se puede hacer más".

Hugo Salcedo
"Primero de mayo"
Del libro 21 obras en un acto

viernes, marzo 18

00000000001



En vez de andarse por las ramas...

¿Por qué no les aplican
los cuestionarios de la ENLACE
también a los maestros
y directores de cada nivel?

martes, marzo 1

Perro


"No había escuchado mal: a partir de entonces, si quería evitar una paliza, tendría que convertirme en un perro. Los perros teníamos como función servir a un cadete de preparatoria durante las horas de descanso. Como recompensa, mientras el amo nos cubriera con su manto protector, nadie más podía abusar de nosotros. ¿He dicho algo nuevo? Nada que desconozca cualquier delincuente de barrio o cualquier policía de baja estofa. Recordé las palabras de mi abuela: "Los militares son todos unos criados". No serviría a los tres cadetes, sino sólo al cabo Plateros, quien, en señal de bienvenida, me dio una monumental palmada en la nuca.

-¿Entendiste, perro? Aquí vas a aprender a ladrar.

-Sí, seré el criado de un criado -dije entre dientes, pero Plateros no me escuchó porque en medio de risas intentaba excusarse con sus compinches.

-Me tocó un perro medio gacho, pero si lo educo puede servir. Luego los perros corrientes son los más fieles -reía, y su risa hacía que la Luna, el Sol y los demás astros olieran a podrido.

-A ver, cadete, ¿tienes pedigrí o eres un jodido perro callejero?

-Callejero -respondí.

-¿No les digo? Siempre me tocan perros pobres. En vez de carne molida voy a alimentarte con esto -dijo el cabo Plateros tocándose la entrepierna. Sus amigos reían, como hienas danzando en torno a la carroña".


Guillermo Fadanelli

Educar a los topos

jueves, febrero 24

Cuando enciendo la noche...


Cuando enciendo la noche arde el imán
la oculta brújula de sus clepsidras
el futuro es todo lo que no decimos
todo lo que no es posible conjurar con la piel del presente
las certezas son deidades de sal
veneros de otras sombras
de otros rostros nunca descifrados por la muerte
nuestra unión es un vórtice de sed
una escalera de espejos
donde resbalan
memoria y olvido


Sara Uribe
Lo que no imaginas
Fondo Regional para la Cultura y las Artes del Noreste, 2005

lunes, febrero 7

Página 34


"...Vamos a ser muy felices. ¿Verdad? Sí, Victoria, claro, vamos a ser muy felices y vas a andar toda oronda, muy ancha por tu marido. Verás que pronto me doy tiempo para trazar la historia y escribirla y mandársela al productor.
¿Pero a qué horas, si trabajaba de siete a tres o cuatro en la corrección del vespertino, y eso cuando no había reportajes, entrevistas o crónicas por adelantar?..."

Eduardo Antonio Parra
Nostalgia de la sombra
Booket, 2004, 300 pp.

viernes, febrero 4

Brrrrrrrr


Foto de Mingo Chávez, que fue a Dallas.

miércoles, febrero 2

Dice Baudelio y yo suscribo



"Uno se aleja un poco de la mujer que ama
y sólo entonces sabe lo que es la oscuridad.
Uno la pierde en algún sueño,
volteas y ya no está
y eres sólo una sombra en una calle extraña,
en una oscura madrugada que se alarga por meses,
años, de sofocante búsqueda o espera.
Y suele suceder (quizá el cuerpo cambia
imperceptiblemente de posición durante el sueño)
que ella regresa: otro rostro tal vez,
otra piel, otros años,
pero tú sabes que es la misma
porque de nuevo está la luz en ti, y en el árbol
los pájaros encienden la mañana".


Baudelio Camarillo
"La búsqueda"
La noche es el mar que nos separa

martes, febrero 1

Página 62




"¿Por qué todo lo que hacen las mamás
se llamará trabajo,
y todo lo que hacen los niños, juego?"



Herta Müller
En tierras bajas
Traducción de Juan José Solar
Punto de lectura

sábado, enero 1

Buen día para volver


Hace tiempo que me la vivo ocupado.

Pero esta madrugada quise pasar por aquí.
Saludar a quien pasare.

Y poner una foto que me acaba de mandar Rafa Saavedra.

Abrazos, pues, y que siga la pachanga.
¡Feliz 2011!