jueves, diciembre 3

Página 112

Camino a cuestas

De soledad en soledad
aprendo a ir conmigo a cuestas
(como aquellos que trabajan de noche
conduciendo un taxi)
aprendo a encontrar lo que yace
perdido entre las calles
ahí donde vive la minuciosa
inexistencia del desprecio
la oculta oración ensangrentada
los desperdicios del otoño
desde donde veo
caer la tarde hecha pedazos
sobre amantes
que acarician con lucidez y desconfianza
lo que resta de sus cuerpos.
.
De soledad en soledad camino
por viejas calles
deshaciendo la luz y los domingos
aprendiendo a ir solo conmigo
a cuestas.



Enrique Cortazar

Crépuscule sur les pavés/Crepúsculo en las calles
Écrits des forges-Mantis editores, 2008,
Québec, 192 p.

No hay comentarios.: