sábado, agosto 25

¡Felicidades, viejón!





Y es que medio siglo es...
pues medio siglo, qué chingáos.

Además de celebrar los veinte años de haber cantado por vez primera en el Auditorio Nacional y la primera década ininterrumpida de conciertos anuales en ese mismo lugar, Óscar celebra sus primeros cincuenta años de carrera artística, la que, según dijo a Xavier Quirarte, del semanario Milenio (30/07/2007), comenzó en una comedia musical dirigida por Enrique Lizalde en la que también hizo sus pinitos (así se dice y se escribe, y no pininos; de nada) Rogelio Guerra.
"Sigo adelante y no voy a detenerme. Siempre hay proyectos, siempre. Ahora estoy lleno de proyectos... Cuáles logre realizar es otro asunto, pero es una situación en la que está todo mundo. Si ves a los actores, a los bailarines, a los pintores, todo mundo está igual: cómo, cuándo y dónde, peleando espacios o fabricándolos, creando la necesidad. Y es muy difícil ante la conducta de las autoridades del gobierno en relación a la cultura. Es tristísimo. Le quitan presupuesto a toda la cultura y se lo dan al Ejército y a los curas, qué retroceso más bestial, pero bueno..."

Larga vida para vos.

Y voz.



No hay comentarios.: