martes, julio 15

Compañera, si me alejo un día,
una tarde, una mañana, un junio;
sólo es momentánea la partida;
no te escribo en despedida
porque no levanto un muro.


Llevo tu cintura bajo el brazo
brilla cada nota en cada aplauso.
Cura una canción cualquier ausencia
y aligera la impaciencia
del regreso hasta tu abrazo.


No te cambio por un beso,
una voz, una palabra;
eres parte de este intento,
de estas manos, de esta causa.
Y no vale una tonada
más que el tono de tu cuerpo
cuando cae sobre mi almohada
la tormenta de tu pelo.


Compañera, si despiertas una,
piensa que uno somes en silencio.
Es la soledad buena fortuna
cuando brilla entre la espera
de quien prometió regreso.


No es esta verdad antagonismo
contra la verdad que nos ampara.
No hay rivalidad, no existe abismo
entre métricas y ritmos
y mi boca por tu espalda.

No te cambio, por un verso...








No te cambio/ Alejandro Filio

Del volumen acústico Canto a los cuatro vientos

No hay comentarios.: