martes, junio 1

El peine

Foto: expresoonline.com.mx


Me extrañó que el bulevar estuviera intransitable a las cuatro pe eme . No porque a esa hora (la del cierre de oficinas) ni a las ocho a eme (la de entrada a cualquier lugar) el puente del Planetario luzca siempre despejado, sino por el obstáculo que, ahora sí, era de plano inusual. Cuadrillas de mantenimiento repintando vialidades, cambiando muros de contención, parchando calles y banquetas, reemplazando lámparas y postes, podando las horribles palmas que en días normales son mucho más que estorbos en esas avenidas. Hoy, tras el aguacero, parecía que esos trabajadores tenían la orden expresa de desaparecer los charcos y vacunar el asfalto contra alguna eventualidad.
.
Al principio creí que esto se debía a la estación electoral. "El alcalde hará en tres semanas lo que no pudo en tres años", pensé. Me equivocaba de medio a medio porque el voto esa gente lo ha tenido todo el tiempo en la palma de la mano. La razón de todo esto es la inminente reunión de la CONAGO. Este sucio agujero, o mejor dicho un pequeño rincón de esta ciudad, será la sede de ese cónclave la próxima semana. Por eso el Bulevar Fidel Velazquez lucirá casi como nuevo desde el Holiday Inn hasta el Planetario y el Praxedis Balboa, desde el puente al Poliforum. Para fines prácticos no hace falta más.
.
¿Hay que satanizar a la autoridad por querer mostrar la mejor cara a los invitados, por "embellecer" la ciudad capital (o una parte de ella) para un evento de semejante envergadura? Pienso que no. Empero, mentémosle la madre todos por no haberlo hecho antes así fuera de a poquito. Y a pesar de esto, si la 39 reunión ordinaria de la CONAGO comenzará el día 8, vale la pena esperar a ver si en los días que faltan esas cuadrillas limpian también el lecho del río San Marcos, dan una manita de gato a las calles del sector oriente (y los demás puntos cardinales) que siguen sin pavimentar, taponan los incontables baches y fugas de agua y... Mejor no hablemos de seguridad.
.
"Bicentenario. Independencia y revolución", dice el lema del otrora llamado sindicato de mandamases. Hoy que todo gira en torno a esa palabra, hagamos un ejercicio adivinatorio, veamos los próximos doscientos años. Ajá. Tan jodidos como estos.