martes, diciembre 5

Celebración de la vida


"Lacrimosa dies ilia
qua resurget ex favilla
Judicandus homo reus.
Huic ergo parce, Deus,
pie Jesu Domine,
Dona els requiem"


2 comentarios:

Mussy dijo...

Así es, mi estimado, celebremos.

Nota aclaratoria: Es cierto que nadie asistió al entierro de Mozart, sin embargo, se dice que el único que sí lo acompañó hasta la tumba fue su perro, por ello, y lo digo con toda seriedad y certeza, el ayuntamiento de Salzburgo, ciudad natal del músico y que en la actualidad finca su economía el la figura de Mozart, ha destinado una partida presupuestal para rescatar y mantener a los perros callejeros y, a la entrada de la institución que se encarga de este programa, se encuentra un monumento al perro del insigne maestro con un epitafio que reza: "Monumento dedicado al único caballero presente cuando Mozart fue enterrado como un perro"

Anónimo dijo...

I've certainly got some way to go before the site about Travel Magazine meets the standards of your blog.