Quickribbon PESINISMO: Si acaso...

viernes, octubre 30

Si acaso...



—He estado pensando en Molly —dijo al fin—. Su forma de morir, la rapidez, la impotencia... Ella no lo habría querido así. Ya sabes, todo eso de lo que tú y yo ya hemos hablado.
Calló. Vernon bebió de su copa y aguardó.
—Bien, el caso es que... Que yo también he tenido un pequeño susto hace poco... —Alzó la voz para anticiparse a la preocupación de Vernon—: Probablemente no es nada. Ya sabes, eso que de noche te hace sudar como un poseso y al día siguiente te parece una idiotez. No era exactamente de eso de lo que quería hablarte. Seguro que no es nada, aunque tampoco pierdo nada pidiéndote lo que voy a pedirte. En caso de que me ponga enfermo..., algo muy grave, ya sabes, como Molly, y empiece a caer por la pendiente y a cometer errores horribles, errores de juicio, no recordar los nombres de las cosas, no saber quién soy y demás... En fin, ese tipo de cosas. Me tranquilizaría saber que alguien me ayudaría a acabar con todo... O sea, ayudarme a morir. Sobre todo si llego a un punto en el que no puedo tomar la decisión por mí mismo, o no puedo ponerla en práctica. Bien, lo que te estoy diciendo es que... te estoy pidiendo, siendo como eres mi amigo más antiguo, que me ayudes si alguna vez llego a encontrarme en tal estado y ves con claridad que ésa es la solución correcta. Lo mismo que nosotros habríamos ayudado a Molly su hubiéramos...



Ian McEwan
Amsterdam
Trad. Jesús Zulaika.
Quinteto Anagrama. 2004.
Barcelona. 232 p.

No hay comentarios.: