martes, agosto 11

Página 143

"Después de una reunión en la alcaldía de la localidad de Godfrey, un caballero de cierta edad se presentó ante mí y me dijo que se sentía indignado porque, aunque me había opuesto a la guerra de Irak, no había exigido todavía la retirada de las tropas. Tuvimos una discusión breve y agradable, en la que le expliqué que me preocupaba que si nos retirábamos precipitadamente, estallaría una guerra civil total en el país y me preocupaban también las posibilidades de que esa guerra civil se extendiera a todo el Oriente Medio. Al final de la conversación nos dimos la mano.
—Sigo creyendo que está usted equivocado —me dijo—, pero al menos veo que ha reflexionado sobre ello. Diablos, seguramente me decepcionaría usted si estuviera siempre de acuerdo conmigo.
—Gracias— le contesté.
Mientras se alejaba me recordó algo que el juez Louis Brandeis me dijo una vez: en una democracia el cargo más importante es el cargo de ciudadano."
Barack Obama
La audacia de la esperanza. Cómo restaurar el sueño americano
Traducción de Claudia casanova y Juan Eloy Roca
Península. 2008. Barcelona. 385 p.