sábado, diciembre 29

Mensaje urgente para M.M.


Destino: Houston, TX.

Mujer que camina.

Alejandro Filio.

De su álbum acústico-recopilatorio, Canto a los cuatro vientos (2003), un disco que alguien desconocido me regalara en la ciudad de Durango.

Y puesto que aún hay cosas que me cuesta verbalizar, va dedicada esta canción como todas las anteriores -aunque esta vez incluyo baterías y una lágrima del tamaño de un melón- para la Mujer Maravilla, que se fue a pasar navidades a un país ajeno.

No conforme con tus ojos/te propongo menos cielo, más abrazo/Hace tiempo que te sueño/y ya no sé cómo explicárselo a estas manos/¿Qué se rompe en el espacio/cuando pasas simplemente caminando?/¿Cuánta estrella llevas puesta en la silueta/que me sigue deslumbrando?

No es la noche ni el café/lo que me obliga a caminar por esta casa/es la maldita incomprensión/que no despega de tu cuerpo la mirada/Sigues siendo irremediable/imprescindible para todo lo que estalla/como luna irrepetible/como viento entre las ramas.

Mujer para el sol de mañana/mujer hasta el borde del alba/mujer que te pierdo y encuentro/mujer para afuera, mujer para adentro/Mujer desafiando a los astros/mujer que camina sin rastro/mujer que me abrazas el alma/mujer que me robas/mujer que me robas la calma.

De tu boca tengo el sueño/cada noche, cada luna solitaria/de tu pecho el medio sol al horizonte/que se pierde, que se escapa/Sigo siendo para el fuego y el dolor/para el miedo y el olvido/no me pidas que defina un corazón/desatándote el vestido.

Mujer para el sol de mañana/mujer hasta el borde del alba/mujer que te pierdo y encuentro/mujer para afuera, mujer para adentro/Mujer desafiando a los astros/mujer que camina sin rastro/mujer que me abrazas el alma/mujer que me robas/mujer que me robas la calma.


No hay comentarios.: