viernes, mayo 4

Arañas psicodélicas

Me matan las ganas de dormir. Debo manejar hasta el trabajo -cuarenta minutos- y no quiero. En mis ojos crecen telarañas hemorrágicas. Encima de ellas un soma negro se balancea. Hace rato volví de la premiere, abatido por la decepción. Vimos una parte oscura de Peter Benjamin Parker tan tan tan tan tan ridícula, por no decir estúpida. ¿Qué has hecho, Sammy? Cuatro villanos -contando al mismo Peter- y no lograr algo decente. Luego ese final melodramático. Carajo, ¿por qué los héroes ni los villanos son como los de antes? Lo peor de todo es que -culpa de tener sobrinos- también compré boletos para la función de esta tarde. Una segunda mirada, dicen, puede restituir la dignidad. Ojalá.

No hay comentarios.: